Lecciones aprendidas después del 1er año de aventura

Hace poco más de un año inicié mi propia aventura, fundé People in Motion y esta decisión llegó junto con lo mejor que me ha pasado en la vida: Ser padre por primera vez.

No esperen que diga que lo hice porque me sentía enjaulado en un empleo sin sentido, mal pagado, haciendo cosas que no me gustan porque mentiría. Trabajaba en una excelente empresa, donde estaba muy contento, bien considerado, bien tratado y haciendo lo que me gusta. En fin, pude continuar mi carrera ahí y ser feliz.

Desde cierto punto de mi carrera pensaba en iniciar algo propio, pero por desaprovechar algunas oportunidades, falta de interés real, miedo o no sentir que contaba con una estrategia, lo fui dejando de lado.

Cuando me enteré que sería padre, me puse a pensar ¿qué le puedo dejar a mi hijo cuando desaparezca de este mundo? ¿un empleo? ¿realmente puedo heredar un empleo a mi hijo? ¿si él tuviera una opción diferente a la que tuve, valdría la pena? y así seguía.

Poco a poco esa idea empezaba a apoderarse de mis pensamientos y con ello empezaba a iniciar un plan, no del todo claro pero serio.

Llegado el momento, tomé la decisión y ahora, sólo ahora, puedo responder algunas preguntas:

  • ¿Valió la pena? Si, porque ahora puedo saber qué se siente.
  • ¿Has aprendido? Si, y mucho, cada día es una fuente de aprendizaje.
  • ¿Eres feliz? Buena pregunta, te diría que a veces si y a veces no tanto. Si, porque puedo asumir mis propios riesgos y tomar responsabilidades, pero considerando que mis decisiones pueden afectar a mi familia y clientes. A veces no tanto porque, bueno, las cosas no son fáciles, hay altas y bajas, las cosas a veces salen y a veces no, a veces falta dinero y a veces estás con lo justo, hay días que tienes la moral alta otros que no. Sobrevivir mes a mes es un auténtico reto. Pero, ahí estás luchando con todo lo que tienes. Sin embargo, viene lo más importante: Durante el primer año de vida de mi hijo siempre he estado con él. He tenido la oportunidad de detener mis actividades cuando estaba por nacer, estar con mi esposa y él cuando recién nació sin despegarme un momento, de verlo despertar, jugar con él en la cama sin apuros, cambiarlo, bañarlo, llevarlo a la guardería, poder atenderlo cuando está enfermo y, en fin, estar en esos pequeños momentos junto a él. ¿Pude hacerlo como empleado? Probablemente si.
  • Si pudieras volver a tener un empleo, ¿lo harías? Buena pregunta. Creo que eso depende del tiempo, en este momento podría pensarlo. Aunque si llego a pasar de los 3 años, no. Porque en ese momento sabré hasta dónde podré llegar con mi negocio. Por otro lado, un empleador ¿sabría valorar el conocimiento y experiencia que he adquirido? ¿qué cargo podría ocupar dentro de una empresa, considerando su jerarquía? No lo puedo responder.

Sinceramente, aún soy un autoempleado y ¿éxito? no lo sé, depende de quién lo vea. Al momento, he logrado obtener algunos clientes y mantenerlos, pago mis deudas y llevo una vida sencilla. He creado una solución bancaria un poco loca, estoy trabajando en otras soluciones, hice una alianza que hace apenas unos días está viendo sus primeros frutos y tengo la esperanza de cerrar algunos tratos al inicio del próximo año. Así que el tema del éxito se los dejo a ustedes.

Sin embargo, me gustaría compartir con ustedes algunas enseñanzas recogidas a lo largo de este corto tiempo con la intención sincera que si sienten lo mismo que yo, tengan alguna guía.

  • Piensa en el estilo de vida que iniciarás y si es para tí. No tienes la obligación de iniciar tu propio negocio, puedes continuar creciendo en la empresa que hayas elegido. Lo importante es que seas feliz.
  • Conversa sinceramente con tu familia sobre lo que deseas hacer. El apoyo de todos ellos es muy importante, sobretodo el de tu esposa/o, hijos/as y padre/madre, según sea tu caso. Cuando las cosas no marchen como esperabas los necesitarás y mucho.
  • Considera seriamente que no necesariamente harás lo que deseas hacer, harás lo que tienes que hacer, con ello me refiero a tu actividad principal. Por ejemplo: En mi caso, me dedico a la creación de software. De mi tiempo, una pequeña parte me dedico a ello. La gran parte de mi tiempo se va en ventas (si, ¡tienes que vender!), negociaciones, reuniones, presentaciones, facturación, cobros, publicidad, etc.
    Cuando eres autoempleado, te toca hacer de todo. Tampoco eso cambiará cuando tengas tus primeros empleados porque probablemente los contrates para atender la actividad principal de la empresa. Pero, poco a poco llegarás a ser el dueño del negocio.
  • Si puedes (y deberías), liquida todas tus deudas antes de iniciar ¡Házlo! Lo agradecerás más adelante. Si tus ingresos son pequeños al inicio, te darás cuenta que a pesar que ganes desde el mes 0, mucho o todo tu dinero se irá en deudas.
  • Evalúa iniciar tu negocio mientras mantienes tu empleo actual, siempre y cuando no te cree un conflicto de intereses y puedas llevarlo fuera de horas laborales. Debes ser honesto.
  • Formaliza tu negocio. No parece, pero eso te dará ciertas ventajas como brindar confianza a tus clientes (no todos quieren un freelance), mejora tu posición al negociar alianzas o representaciones, participar en licitaciones / convocatorías, tu tarifa es diferente, obtener financiamiento, etc. Claro, eso conlleva responsabilidades como impuestos, gestionar documentos, paz y salvos, etc. Lo mejor, asesórate.
  • Las ventas inician antes que "abras" tu negocio. Siempre debes estar vendiendo, no lo olvides. Consigue clientes desde antes de abrir.
  • Algo que aprendí con el tiempo, el dueño tiene que ser el mejor vendedor del equipo. No hay excusas, nadie puede conocer mejor tu servicio o producto que tú, ni nadie puede meterle más amor y ánimos a tu negocio que tú.
  • Lee, en los libros encontrarás la experiencia de otras personas que han vivido tu situación. No tendrás la solución a todo pero, es un inicio. Selecciona bien tu material.
  • Sigue tu instinto, si algo en tu interior te dice que el trato que estás haciendo no es lo mejor, toma una pausa, piénsalo 2 veces, consulta con tu esposa/o porque probablemente estés en lo correcto. Nada peor que aceptar un trato del que no estés 100% seguro. Usa la frase "tengo que hablarlo con mi socio", aunque no lo tengas.
  • Evita ofrecer un servicio donde no seas el encargado real. Para bien o para mal, sé tú el responsable y sal al frente siempre. Eso demostrará tu calidad de persona.
  • Planifica tu tiempo. La buena costumbre dice que debes hacerlo 5 minutos antes de finalizar tu día, así al día siguiente no pierdes tiempo en tomar decisiones de hacer algo o no, vas a lo tuyo, a resolver.
  • Si te toca ser padre da el 100%, si te toca ser empresario da el 100%, en el rol que te toque da el 100%, ojo no es fácil pero, házlo.
  • Entiende que es posible fallar pero, no es una excusa. Si vas a entrar a algo, que sea para ganar. Si pierdes, debes evaluar tus errores y mejorar en el siguiente intento. Perder siempre es una opción pero no te escudes en ello.
  • Fomenta tus amistades verdaderamente, esto lo aprendí un poco tarde y es importante. Acércate a tus amistades e intéresate por ellas genuinamente, sin ningún tipo de interés. Nada mejor que contar con el consejo u opinión de un buen amigo en un momento de intranquilidad o, mejor, contar con una referencia cuando la necesites.
  • Mantente activo y actualizado, puede que algún momento pienses en el Plan B (buscar empleo), no es lo deseado pero está dentro de las posibilidades y no te sientas mal con ello.
  • Valora tu tiempo, es decir, no lo pierdas. Recuerda, no tienes un jefe que te diga si algo está bien o mal, tú eres el jefe y tu éxito depende de tus decisiones, no de la suerte. Esto es algo que aún no domino pero, he ido aprendiendo. Este vídeo de Tim Urban no tiene pierde: En la mente de un maestro procrastinador.
  • Simplifica tus decisiones, si hay una oportunidad y puedes - con algo de esfuerzo extra - llevártela y cumplir, házlo. No demores en tomar una decisión o tomar acción. En ocasiones me ha pasado que se abrió una oportunidad (trátala como es "oportunidad") y por querer hacerla perfecta me he tomado días haciendo una propuesta pensando que era segura o porque quería la estimación en tiempo / dinero adecuada o había un detalle técnico que no desconocía. Al final, la entrego y simplemente no era de valor para el cliente.
  • Entiende lo que vendes, deberían saber esto antes de iniciar y no como yo, que lo aprendí sobre la marcha. Parece básico, pero entiende el valor que otorga tu producto o servicio a tu cliente y por qué lo compra. Entiende a quién lo vendes, si le hace sentido, si lo compra porque le ahorra dinero o le hace ganar más dinero (ve por esta), si el área interesada forma parte del negocio (es decir, son los que traen el dinero) o no, te darás cuenta porque probablemente te digan que deben ahorrar dinero. En pocas palabras, crea una estrategia de ventas. Recuerda, si no hay ventas tu negocio no continua.
  • Si piensas crear una solución, preferiblemente crea una que le genere valor (preferiblemente, dinero) a tu cliente. y lógico, que te haga ganar dinero a tí. El solo hecho de crear una solución conlleva trabajo (y mucho) pero, ese trabajo no se compara con venderla si es que el cliente no percibe ese valor (preferiblemente, dinero entrando a su bolsillo).

Espero que estos consejos les sean de mucha ayuda, sólo me queda decirles que estoy a la orden.

Saludos.

PD: La imagen que encabeza el post es una solución tecnológica que hemos creado para que las instituciones financieras (bancos, financieras y cooperativas) incrementen sus ventas, su nombre es PrestaFácil.