¿Estás por graduarte? Consejos que te ayudarán a ser un profesional útil (I)

Desde hace unos meses me mantengo conversando con muchos jóvenes por graduar / recién graduados e intercambiando opiniones con profesionales. Todo esto con la intención de encontrar a los mejores candidatos para nuestra empresa. Contratar personal no ha sido una tarea fácil. Ojalá pudiera compartir contigo todos los descubrimientos que he hecho.

Con esto en mente y considerando que en algún momento de mi vida estuve iniciando mi carrera, he decidido escribir una serie de entradas en este blog con algunos consejos para tí - futuro profesional - que pronto te integrarás al mercado laboral.

Dividiré este tema en 3 entradas:

  1. Autoevaluación y consejos (esta entrada), esto va dirigido a todos los profesionales sin importar su formación. Espero que lean estos consejos al inicio o mitad de sus estudios.
  2. Habilidades no técnicas, dirigido a todos los profesionales, sin importar su formación.
  3. Habilidades técnicas, dirigido a los profesionales del área de desarrollo de software corporativo en Panamá.

Es posible que encuentres un lenguaje informal en esta supuesta conversación, así que no te sorprendas.

Bueno, empecemos...

Primero, una autoevaluación

Hablemos claro, espero que te hayas hecho estas preguntas en algún momento de tu vida, preferiblemente al inicio o mitad de tu carrera. Si no lo has hecho, ¡ya es hora que lo hagas!

  1. ¿Me apasiona mi carrera? ¿Haré esto toda mi vida? Si, en serio, toda mi vida o al menos eso es lo que esperamos. ¿Por qué habrías de invertir entre 3 y 5 años de tu vida estudiando la carrera que elegiste?.
  2. ¿Qué área de mi carrera me interesa más? Por ejemplo, si estás estudiando Ing. de Sistemas Computacionales, aunque no lo creas hay muchas áreas en las que puedas desempeñarte: Desarrollo de Software, Pruebas de Software (Calidad), Administración de proyectos de tecnología, Ciencia de Datos, Inteligencia Artificial, Auditoría de Sistemas y un largo etcétera. El punto es que desde ya empieces a elegir una ruta.
    • ¿Estoy adquiriendo las habilidades necesarias?
    • ¿Necesitaré certificaciones? ¿Cuáles son? ¿Dónde debo obtenerlas? ¿Cuáles son los trámites?
    • ¿Hay demanda local en la ruta que deseo seguir? ¿Debo viajar? ¿Me pagarán bien?
  3. ¿Dónde deseo iniciar mi carrera? ¿Dónde deseo terminarla? Quizás es muy pronto para pensar en ello, pero ten una idea desde ya. Espero en un futura entrada brindarte una serie de pensamientos sobre los diferentes sectores que conozco; como me dijo una vez un jefe: "Aunque no lo creas, hay una persona para cada tipo de empresa".
  4. ¿Quiero ser cola de león o cabeza de ratón? En pocas palabras, deseas formar parte de una gran corporación donde tu responsabilidad sea limitada o en una empresa pequeña donde tu responsabilidad sea más grande, no consideres los beneficios ya que en ambos podrías obtenerlos. Ten cuidado con tu elección, lo bueno es que tienes tiempo para evaluar.
  5. ¿Dónde pienso estar en 2 años? ¿En 5? ¿En 10? Ve creando metas y busca cumplirlas, no hay nada más triste que un profesional sin metas, al que los años le pasen y - al final - no sepa qué hizo con su tiempo.
  6. ¿Deseo tener emprender? Si es así, ¿qué necesito aprender? ¿tengo la experiencia necesaria? Te lo digo por experiencia, evalúa bien esto. El hecho que no inicies tu propio negocio no te hace menos que otros, si te sientes feliz en un empleo ¡excelente!. No es obligación emprender, curiosamente quienes no emprenden son los que "empujan" al resto a hacerlo. Aunque no lo creas, el emprendedor hace de todo (contabilidad, ventas, cobros, administración, contratación, etc.) menos lo que le gusta (trabajo técnico) y tiene muchas responsabilidades (principalmente su familia). Serás tu jefe pero esa será tu bendición y maldición al mismo tiempo. Si eliges esta vida, debes estar claro que todo lo que hagas será tu responsabilidad.
De manera complementaria, te brindo algunos consejos
  1. Si aún no te has graduado, consigue una práctica profesional ¡YA!. Si te has graduado, ponte al día !actualízate!. Hay una gran diferencia entre lo que te enseña la universidad y lo que requieren las empresas actualmente.
  2. Entérate de la realidad de las empresas locales. Es decir, lee revistas, ve a congresos, asiste a foros, inscríbete a seminarios, codéate con profesionales, busca un mentor, etc.
  3. Ser un excelente técnico es importante. Pero, es mejor ser un buen técnico y aprender del negocio que atiendes. Siempre será mejor valorado.
  4. Si algun día creas una solución o emprendes, que sea para generarle valor a tu cliente (preferiblemente, dinero) y no para ahorrar. Será más fácil poder venderla. Recuerda: el ahorro tiene un límite (es 0), en cambio las ganancias son infinitas.
  5. Sé respetuoso con los profesionales de más experiencia. En un mundo perfecto, ellos no desean que pases por lo mismo que pasaron en sus inicios, así que escúchalos. Perderás (o invertirás) 5 minutos, como lo tomes, depende de tí.
  6. Forma lazos con tus compañeros. Interésate genuinamente por ellos. Ya entenderás porqué (otra entrada pendiente).
  7. Aprende a utilizar tus herramientas. Busca ser productivo con ellas, que nadie te gane.
  8. Aprende a dividir tus problemas y organizarte. Nadie se sentará a enseñarte esto. Busca técnicas en internet.
  9. Aprende a vender. ¡Debes hacerlo! Aunque no lo creas para las ventas no existen personas con habilidades innatas (aunque tienen alguna ventaja pero, la disciplina siempre vencerá al talento). No se ha inventado nada nuevo y siempre lo estás haciendo (cuando quieres salir con un(a) chico(a), cuando vas a una entrevista, cuando le pides un cambio de nota al profesor, etc.). Sólo necesitas técnicas (que existen) y práctica. Si eres emprendedor recuerda: el mejor vendedor debe ser el dueño del negocio.

Podría expandirme en cada punto o bien podría escribir una entrada por cada punto. Sin embargo, creo que estoy cumpliendo mi cometido.

Muchas gracias y saludos.

Si crees que deba agregar algo, me lo haces saber.