Emprender es algo serio, no una vía de escape.

Desde hace tiempo noto que somos bombardeados - por diferentes medios - sobre temas de emprendimiento, donde palabras más o palabras menos te llega este mensaje: "Si quieres ser feliz, debes emprender. ¡Y yo te puedo ayudar!".

Pienso que con el tiempo hemos idealizado el emprendimiento llegando a pensar que es la solución a muchos de nuestros problemas; probablemente por nuestra falta de experiencia y preparación en este tema.

En mis perfiles de redes sociales veo a diario imágenes de emprendedores (que ahora son empresarios) con pensamientos, horarios, consejos, las cosas buenas que hacen, sus rutinas diarias, cómo fueron visionarios y un largo etcétera; cuando la realidad es muy distinta. Noten que existe muy poco material sobre sus orígenes o es poco promovido.

Aprovechando que People in Motion ha cumplido 3 años, ya con un poco de experiencia en la materia, me atrevo a brindarte estas verdades:

  1. No es obligatorio emprender para ser feliz. Puedes formar parte de una corporación/empresa/pyme, disfrutar escalar a través de la organización y verla crecer. Al final es una decisión muy personal.
  2. Ser tu propio jefe es un trabajo muy duro. Tendrás que hacer cosas que no sabes / no te gustan y poco de lo que realmente te gusta.
    Ejemplo: Si deseas iniciar tu propio negocio porque quieres desarrollar software siempre (es lo que te apasiona), está bien y te felicito. Pero, toma en cuenta esto: Alguien tiene que vender, facturar, cobrar, hacer trámites, pagar cuentas, conversar con tus clientes, brindar soporte, etc. Y, adivina quién lo hará.
  3. No hay que ser innovador para ser "exitoso". Recuerda, la definición de éxito varía de persona a persona. Para que tu negocio continúe a flote y crezca debes vender, es simple.
  4. No es necesario capital semilla o financiamiento para echar a andar tu negocio. Es más, pienso que podría ser malo porque no te permite pensar en lo esencial. Apenas, tienes dinero de más empiezas a pensar que necesitas oficina, teléfono fijo, publicidad en medios, etc. Cuando muy probablemente puedes vivir sin eso.
  5. Se requiere preparación pero, debes ser selectivo con el material. Lo mejor es encontrar un mentor o alguien que te inspire. Lamentablemente, la gente que sabe esto (echar a andar un negocio, mantenerlo y hacerlo crecer) está ocupada y no hay libro/curso/título que te enseñe cómo iniciar tu negocio y llevarlo al siguiente nivel. La verdad, es un camino un poco solitario pero, cuando empiezas a ver resultados te alegrarás. Eso te lo aseguro.

Espero de todo corazón que este artículo te sirva. Con gusto puedo brindarte un apoyo a través de mis redes sociales.

¡Saludos!